lunes, 20 de diciembre de 2010

Duatlón btt de Teià - Qué desilusión!!!



De entre todos los adjetivos y sustantivos con los que podría definir lo acontecido el pasado sábado en la Duatlón de montaña de Teià, me voy a quedar con la expresión que reza el estribillo de esta gran canción del maestro Rosendo, más concretamente, de uno de los grupos importantes del Rock Español, Leño….. ¿Qué desilusión!.

Con el velo de surrealismo que envolvió a la carrera me disponía a competir tras una noche de cena de empresa en la que, haciendo uso de mi conocido sentido de la responsabilidad, me bebí hasta el agua de los floreros.

Así que antes de las 7am sonaba el despertador y mi cabeza me recordaba que la combinación “ingesta de alcohol + pocas horas de sueño” no son lo mejor para afrontar una mañana de competición.

Pese a todo, la motivación de ser la primera carrera de la temporada y con el claro objetivo de ir solamente a disfrutar sin dejarme la piel, me hacían poner el pie en el suelo y vestirme con el traje de luces dejando atrás el confortable y cálido lecho matrimonial.

Algo justos salimos Fabra, Sandra M y yo desde el hotel Cándido en dirección a la costa mientras introduzco la dirección facilitada en la web de la organización en el GPS.

Atravesamos Alella con el coche y de repente nos encontramos en una pista de tierra sin demasiada convicción de que estemos sobre el camino correcto. No hemos visto ningún tipo de indicación que nos dé cierta confianza de haber acertado pero seguimos avanzando por el camino durante un par de kilómetros. hasta que vemos algunos btteros con el número de la federación embridado al manillar así que seguimos progresando en primera y con mucho cuidado de no dejar los bajos del coche en el camino… menuda aproximación.

De repente nos indican que no se puede seguir con el coche y que debemos aparcar pues la salida de la carrera está a unos 20 metros delante de nosotros. Son las 8:40 y la carrera debería empezar a las 9am.

Descolgamos las bicis y nos dirigimos hacia donde nos han dado las indicaciones.

Una larga cola de gente para recoger los dorsales nos hace ver claramente que no se va a salir a las 9. Preguntamos sobre la ubicación de los boxes y nos señalan una pronunciada rampa asfaltada tras la cual hallaremos las barras.

Dantesca, cuanto menos, es la imagen de los boxes: barras situadas en medio de una estrecha calzada, sin suficiente separación entre ellas, sin ningún tipo de control ni vallas y con una continua circulación de coches por la calzada que queda libre… ¿pero esto qué es?.

Sobre las 9:10 llega la Federación (se han perdido) y nos comentan que no está calro que se dé la salida pues no tienen la seguridad de que se cumplan los mínimos requeridos para competir.

En ese preciso momento se empiezan a colocar las vallas que delimitan los boxes… y coches que no dejan de circular por medio de este caos.

Sobre las 9:45 nos comentan que la salida se hará en breve y nos explican el circuito de carrera a pie y de ciclismo.


Foto de los valientes del CNT: Fabra, Xavi, Isma, Raúl y Manel.

Un tanto peculiar el briefing:

La carrera a pie se trata de lanzarse a tumba abierta por la pista por la que hemos llegado en coche: Una bajada de unos 1,250m y un 12% de desnivel.

Tras llegar al punto más bajo de este recorrido hallaremos unos conos donde tendremos que dar media vuelta y proceder a subir nuevamente hasta el punto de salida, esto es una subida de unos 1250m y un 12% de desnivel, conclusión a la que fácilmente se puede llegar.

Pues esto, dos veces… y ya tenemos los primeros 5Km de carrera a pie.

La explicación del circuito de ciclismo es mucho más divertida. Nos comentan que debemos tomar un sendero a la izquierda y, a partir de aquí, seguir las flechas rojas del trazado.

Esta última frase viene aderezada con una ligera sonrisa y sorna sarcástica que acaba de confirmarse cuando el juez añade: - Y en caso de que alguien se perdiera, que de media vuelta y trataremos de localizarlo con el vehículo escoba.


Nos miramos los unos a los otros y no podemos evitar una risa generalizada y un:


–Bueno, ya que estamos aquí…

Pocos minutos antes de cumplirse la hora de retraso se da la salida en una línea improvisada por la federación y, sin más dilación, se produce la estampida cuesta abajo sorteando algún que otro coche aparcado en los laterales.




El ritmo que toma la delantera es de locos y me lo tomo con calma mientras no puedo parar de reír junto a Raúl… esto no puede ser saludable. El primer kilómetro y tratando de no matarme en las zonas más empinadas, lo paso en 3’24’’ y soy el último de los del CNT.

Por fin llegamos a los conos y toca dar media vuelta y subir a ritmo este desafortunado circuito… voy progresando y avanzando gente mientras a lo lejos veo a Casoni, quien corre en 5” posición pegado a Sergio García y a una cierta distancia de los 3 puestos de cabeza. Un poco más atrás corre Xavi Durán y Fabra ya muy cerca suyo. Raúl va unos pocos metros tras de mí y así llegamos a la segunda vuelta.

Me dan ganas de levantar los brazos cual atracción de Port Aventura mientras vuelvo a descender vertiginosamente. Soy adelantado nuevamente por los más atrevidos y prefiero seguir reservando energías… la segunda subida va a ser más dura, por no olvidar los 20km en btt posteriores.

Último kilómetro y medio de sobre estimulación de todos los músculos susceptibles de generar agujetas: gemelos, femorales y glúteos… vamos a salir como Brasileñas de aquí, jejeje.

En este último tramo Casoni ya se ha situado el cuarto y Fabra corre en sexta o séptima posición, Xavi Duran estará sobre la 20 y yo, unos 50 metros más atrás, supongo que sobre la 30.






Manel Casoni




Jordi fabra




Yo mismo




Raúl García



Y por fin llegada renqueando a boxes (de donde sale Fabra con la bici) para, con calma, hacer el cambio de zapatillas intentando tomar oxígeno que me permita recuperar el aliento que me falta.
Tras hacer un importante ejercicio de halterofilia para descolgar los 15Kg de peso de mi fantástica montura y cruzarme con Raúl quien entra a boxes en ese instante, me tiro calle abajo con la esperanza de que el consejo de Manel Casoni me sirva para perder algo de miedo al descenso (resulta que, pardillo de mí, llevaba las ruedas a más de 5 bares de presión - cual bici de carretera- y, tras echarse unas risas a mi costa, Manel me hace desinflarlas explicándome que la alta presión en montaña te hace perder mucha adherencia con el consiguiente peligro bajando y la pérdida de tracción subiendo…. Si es que…).


Entro de lleno en un precioso y estrecho sendero y enseguida noto que ha mejorado notablemente el agarre de mis ruedas “gordas” y, poco a poco, voy cogiendo confianza. Hasta adelanto a otro competidor!!!... y eso es algo inimaginable antes de la carrera.



En breve me veo bajando solo, sin nadie a la vista por delante y nadie siguiéndome de cerca. Llego a una pista y voy tomando velocidad hasta que llego a un cruce donde no hay ninguna indicación, veo un montón de derrapadas en el suelo en una dirección así que supongo que el camino a seguir será el otro.

Trascurrido un kilómetro, una nueva bifurcación sin indicar me hace maldecir y jugármela a cara o cruz en una de las dos opciones a tomar. Sigo progresando ya sin tener ni idea si he tomado la opción correcta hasta que llego a una carretera donde otro corredor con dorsal avanza en mi dirección. Nos paramos ambos y me comenta que no cree que sea este el camino y que no hay ninguna marca.


De repente alguien nos grita desde lejos, vamos para allá y otro corredor llega desde detrás. Nos comentan que por ahí han pasado los primeros así que seguimos el camino indicado mientras cruzamos un tramo de asfalto con tráfico abierto.


Otro duatleta más se ha juntado y éste último nos dice que conoce un poco la zona y que si seguimos el camino en el que nos encontramos llagaremos al mirador y estaremos en el teórico trazado así que para allá que nos dirigimos todos, cada uno a su ritmo y preguntando continuamente hacía dónde debemos tirar… qué desastre!.


Por fin llegamos a un punto donde se ven cintas de colores y ya no dejamos esta pista, aun sin estar seguros si avanzamos en sentido correcto o contrario al del circuito, esperando que en cualquier curva nos aparezcan los primeros de cara.


Tras muchos kilómetros de caos vemos a los primeros voluntarios en algunos cruces aunque en la mayoría están dedicándose a charlar y debemos disminuir la marcha chillándoles para que nos hagan caso…. Vaya tela!.


De todas formas me encuentro fuerte y voy dejando a algunos de mis compañeros avanzando por una pista en ligera ascensión con el plato puesto y buena cadencia de pedaleo.


Nuevo descenso en el que, por fin, disfruto bajando y a lo lejos veo la figura de Carlos que con los brazos me indica que pare. Llego a su altura y me explica que la mayoría, tras perderse, se dieron la vuelta y la federación decidió cancelar la prueba, ja, ja, ja, ja… lo nunca visto!!!.



Aquí se puede ver, en azul, el circuito que realicé siendo las líneas rojas las que debería haber segido... me aproximé bastante, jajaja.

En definitiva, un absoluto desastre organizativo de, por una banda, una supuesta empresa dedicada a eventos deportivos “Reivat” (y que supongo que se trata de otro ejemplo más de grupeta irresponsable y nada profesional como tantos “aspirantes a enterpreneurs” aparecidos en un país de pandereta como el nuestro) y, por otra banda, la propia federación que no ha tenido la previsión de ir a verificar los aspectos más básicos de un evento del que es co-organizador con el suficiente tiempo de antelación.

La mañana se ha quedado, pues, en una cura de resaca con media duatlón de montaña en el bolsillo, buena compañía, y un casi-primer contacto con la chispa, que tan lejos queda todavía.

Y para hacer un poquito de balance de las semanas previas, en las que no he actualizado el blog, destacar los primeros tests de natación y ciclismo.

En el agua, test de 800m en 12’01’’ o, lo que es lo mismo, el mismo tiempo de siempre. Esto es muy positivo teniendo en cuenta que se trata del inicio de temporada, que los metros acumulados son todavía muy escasos y que la sensación dentro del medio líquido va mejorando paulatinamente.

En la contrirrellotge, 30’50’’, sufriendo tras dejarme toda la energía en el tercer kilómetro tirando de plato… pero satisfecho de todas formas.

Muy poco entreno de carrera a pie con malas sensaciones y mucho peor estado que en las mismas fechas el año pasado… pero la temporada es muy larga para andar preocupándose ahora de ritmos. Esta semana intentaré hacer el test de 3000 metros en pista pues la semana pasada una molestia en la ingle me tuvo sin correr nada hasta la Duatlón.
Bueno, chic@s... A cuidarse y que la salud os acompañe! (y si no actualizo antes… que haya suerte en el sorteo del GORDO… pero si os toca, no os volváis gilipollas, por favor, jajajaja).

viernes, 3 de diciembre de 2010

VENDO RUEDAS MAVIC AKSYUM RACE BLACK


Buenas a tod@s.


Pues eso, que al cambiarme las ruedas hace unos meses, tengo las Mavic Aksyum Race Black en venta.

A la rueda delantera le falta un radio pero supongo que el coste de ponerlo debe ser mínimo.


El peso de ambas ruedas es de unos 1900gr, el estado de las ruedas (radio aparte) es perfecto y el precio simplemente inmejorable.... 70€.


Vamos, vamos, que me lo quitan de las manos!!!


Si os interesa, ya sabeis!.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Temporada... en construcción !!!

Bailando los últimos compases de la cuarta semana de entrenamiento, sin demasiado a destacar... que me encuentro bastante pesado y con dificultades para sumar kilómetros en cualquiera de las 3 disciplinas.


Quizás algo más perezoso en calzarme las zapatillas o en tirarme al agua que en subirme a la bicicleta, en cualquiera de sus modalidades: btt, ciudad o carretera pero, en todo caso, sabedor que la solidez del cimiento colocado hoy será la calidad del edificio del mañana (mira, me ha quedado una frase chula).


Aunque me esté costando una barbaridad mantener ritmos humildes, es tiempo para probar cosas nuevas o, por lo menos, diferentes así que... en ello estamos.


Cabe destacar el nuevo circuito descubierto de 10Km para rodar en bicicleta por la noche. Un lugar suficientemente iluminado (de todas formas creo que pasaré por Morenito para invertir en un "Half Egg" de 800 lúmenes... la booooomba), con buenas subidas para aportar cierta exigencia, sin apenas tráfico y que permite rodar 1h30 ó 2h sin caer en la desidia.


Permitidme que mantenga el circuíto en secreto... esto siempre aporta un aura interesante al sujeto, jejeje.



Este inicio de temporada, estoy cogiendo la btt el doble de lo que lo hice la pasada... concretamente llevo 2 salidas.

Los que me conocen saben de mi patetismo sobre las ruedas gordas y he tratado siempre que he podido, evitarla en la medida de lo posible.


Pero este año he decidido aparcar mis fobias y, tras algunos ligeros cambios de posición en mi Mondraker Ventura, he accedido a realizar una salida en solitario y otra con algunos compañeros del CNT. A saber: Eduard, Jordi Valls, Albert, Alex, Guillem, jordi Ureña y Edgar.


Mañana de discutida predicción metereológica en la que unos afirmaban que aguantaría sin llover y otros que pensaban que el agua acompañaría nuestra salida matinal. Finalmente los segundos se llevaron el gallifante (y todos el resfriado) a casa.

Pese a mi pánico durante los descensos (tengo que cambiar los neumáticos!!!!), debo admitir que lo pasé bien y me divertí intentando no poner pie en las subidas técnicas ni cabeza en las bajadas con trialera... la compañía, sin duda, tuvo culpa de ello.


No obstante, a medio camino, nuestros temores se convirtieron en realidad y la ira de Dios cayó sobre nosotros.... Madre mia!!! la de agua que tragué!!!!!. No recuerdo la última vez que llegué a casa tan empapado, con las zapatillas encharcadas y los dedos de las extremidades heladas, jajajaja....


Para mas inri, pinchazo a 8 kilómetros de casa y cambio de cámara con los dedos entumecidos del frío... mmmmm.... que bonito es el deporte.



A banda de esta grata experiencia, algún entreno a pie por montaña combinando el caminar con el correr (lo que me costó aceptar que esto era útil, jejeje) en circuito que normalmente hago todo corriendo... ya llegará.



Y poca cosa más a añadir.... bueno, si! Que voy a incorporar algunas sesiones de escalada en lugar de pesas. Ayer viendo un programa de Tv3 donde salía el que está considerado el mejor escalador de todos los tiempos, Chris Sharma (por cierto, se ha instalado en Catalunya), me entró el gusanillo nuevamente por esta actividad que había realizado en mis años mozos (y para la que soy bastante negado) y que tanto me gustaba.. así que he pensado en substituir las aburridas sesiones de pesas de inicio de temporada por algo de boulder y, quién sabe, alguna salidita a la roca en fin de semana.





Mañana afrontaremos el primero de los tests de la temporada: La contrirrellotge - Una subida en bicicleta de 10,8Km desde Matadepera a Estenalles donde espero hacer un tiempo bastante pobre que poder ir mejorando a medida que avancen los meses.


Por la tarde, si la motivación y el tiempo acompañan, me acercaré al boulder del club a reencontarme con las presas y mis dolorosos pies de gato... hay que ser masoca.



Hablando de todo un poco, os adjunto el link a la web de Planet Grup, una empresa que se dedica a la distribución de material deportivo diverso siendo la escalada su punto de origen hace ya muchos años. Hoy en día tocan material técnico de gran calidad y podéis echar un vistazo en la web e, incluso comprar en su tienda online.







El gerente es un buen amigo mío y hace unos días tuvo la cortesía de hacerme llegar un pack nutritivo muy interesante de la marca Overstims: el pack Thriatlon (en la próxima entrada colocaré unas fotos y una descripción de todo lo que lleva ese pack, muy completo e interesante para larga distancia).



Cuidaos y no entrenéis demasiado, que después me desanimo, jajajaja!!!.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Es tiempo para cortas

Tras unas semanas de dudas sobre si plantear algún objetivo IM en la temporada o por el contrario dedicarme a las cortas, me he decantado finalmente por esta segunda opción.

Varios son los motivos que me llevan a tomar esta decisión.

Primeramente, preveo un potencial problema de gestión del tiempo o, en otras palabras, demasiadas cosas para tan pocas horas: Me gustaría dedicarle un tiempo al negocio de Sandra a ver si puedo darle un empujoncito (al negocio, eh?), he iniciado la carrera de Psicología (yo, que casi no recuerdo como se lee… la ele con la a….. la), la gestión de la sección de triatlón que me lleva un montón de horas y algún que otro proyecto personal que tengo en mente… además del día a día del trabajo, amistades, familia, …. Vaya! Qué os voy a contar que no sepáis vosotros.

Otro motivo importante es que parece que ha habido un paréntesis en la sección a nivel de IM y la mayoría de compañeros del año anterior se van a dar un respiro en cuestión de larga distancia. Como explicaba en alguna entrada anterior, uno de los grandes valores de la larga distancia es poder adquirir vínculos con los amigos a raíz de sufrir juntos en las propias carnes los largos entrenamientos para el IM así que, no habiendo un elevado quórum entre los más allegados,…. la motivación personal decrece un poco.

En definitiva, que toca temporada de cortas aprovechando los últimos coletazos de la categoría Sénior y sin tener así que sacrificar tantas horas en el deporte y poder disponer de ese tiempo para hacer otras apetecibles actividades… como salir de copas y tapas, ;).

En fin, que de momento me voy a dedicar a retomar la forma sin prisas para poder estar en Febrero-Marzo compitiendo con un mínimo de dignidad.

La temporada, sin tener muy claro todavía el detalle de las competiciones a realizar, será algo así como:

Noviembre-Diciembre a ritmo de abuelillo (bueno, de algunos abuelillos porque hay otros que no hay forma de echarles el guante) incrementando volumen y con alguna carrerilla que sirva como toque de calidad: Estoy pensando en hacer alguna Duatlón de montaña, terreno en el que soy un absoluto inútil sobre la btt; la Sant Silvestre y alguna Media Maratón como Terrassa, por estar en el plan de entrenamiento de la sección. A partir de Febrero empezaría con las Duatlones de carretera, donde se sufre de lo lindo pero que te dejan muy fino para entrar de lleno en las triatlones cortas a partir de finales de Abril.

Es posible que el B de Banyoles (1 de Mayo) y el B de Balaguer (18 Junio) también los haga pues, aun tratándose de distancias más serias, todavía las considero dentro de lo relativamente asequible sin un elevado sacrificio de tiempo en los entrenos…. ya veremos.

Tras las vacaciones, quizás el Extrememan de Menorca se convierta en objetivo nuevamente pero esto ya dependerá de que algunos compañeros quieran repetir o compartir la experiencia… pero Septiembre está taaaaaaan lejos.

No obstante, haré como el hombre del tiempo cuando te pone el mapa de Catalunya y, impreso sobre él, un sol con una nube y gotas de agua….. vamos! Que puede ser esto o todo lo contrario, jajaja… qué cracks los meteorólogos… un día trataré uno de los enigmas más intrigantes de este mundo: cómo una persona puede fallar el 80% de las predicciones y mantener su puesto de trabajo, jajajaja…

De momento, primeros escarceos deportivos con un par de sesiones de técnica en el agua (como cuesta tras tantas semanas, buf), la primera salida sin almuerzo en bicicleta (qué raro volver a la posición tras tantos días de Olmo) y algunas sesiones de carrera a pie intentando moverme por los alrededores de casa.

En estos días tengo la sensación de no haber hecho deporte en mi vida, mi peso se ha incrementado y cuesta llevar un ritmo y una técnica elegante pero se trata más de un tema mental de auto percepción que no de un efecto real….. espero.

Esta va a ser la primera semana en que ya no se descansa ningún día y, aun siendo todo a ritmo muy fácil, hay un incremento de volumen considerable respecto a la anterior semana. Si no me fallan los cálculos (cosa que suele ocurrir siempre… como al meteorólogo), esta semana dará los siguientes datos:

Natación: 5000 metros

Bici: 110Km

Carrera: 30-35Km

Y esto ya es un 40% de aumento respecto a la anterior semana… uffff!!!.. xino, xano.

En otro orden de cosas, el compañero Paco Gómez me ha realizado uno de los divertidos DX toons que lleva tiempo elaborando en su blog.

Debo agradecerle a Paco que no se haya cebado con el perfil Griego de mi napia, me haya hecho ganar bastantes centímetros de altura, aumentado mi corpulencia y de que haya reducido mis entradas mediante un peinado Romano que, aunque reconozco que me favorece, me da un aspecto un tanto bujarilla.

Ahí os dejo el Toon para vuestra mofa…

Paco está realizando toons para la sección de atletismo del CNT y, una vez finalice la colección, elaborarán camisetas con ellos… vaya cachondos estos atletas!!!.

No os perdáis los que ya ha añadido en su blog Dureza Extrema” …. Seguro que alguno de ellos os resulta familiar!!!


A más vernos!!!

martes, 2 de noviembre de 2010

Resumen de una temporada que se fue…

Si trato de hacer un resumen de la pasada temporada y aíslo los “efectos colaterales” que el entrenamiento conlleva en forma de lesiones, accidentes, bajones mentales, etc… el balance es tan positivo que quedará por siempre marcada en mi recuerdo y espero explicar algunas de las vivencias que he tenido a mis nietos, si algún día los tuviera o tuviese.

La temporada empezó incluso antes de finalizar la anterior y diría que se fraguó unos días antes de mi aniversario mientras conducía camino de Barcelona y le propuse a Sandra la locura: ¿Y si en lugar de comprarme alguna cosa, me regalas la inscripción a Niza?... es que este año muchos compañeros la van a hacer, es que es mi sueño, bla, bla, bla…. Ni siquiera estaba totalmente convencido que eso era lo que quería hacer pero en el momento que ella respondió que sí ya no hubo vuelta atrás.

Con la idea todavía sin formar inicié la temporada muy progresivamente, intentando hacer las cosas bien: incrementando el volumen muy poco a poco y sin casi calidad. Aun así conseguí unas buenas marcas en las tradicionales: Sant Silvestre (37’22’) y Mitja de Terrassa (1h24’02’’). Con los pocos kilómetros que llevaba en las piernas y lo poquito que había corrido rápido durante los entrenos, se me antojaban unos tiempos demasiado buenos… pero no me iba a quejar, verdad?, jajaja.

Los meses siguientes son furos: demasiado oscuros, demasiado frío y demasiadas dudas.

La acumulación de kilómetros de carrera a pie por montaña me pasa facturas y me tiene un par de semanas en el dique seco por una inflamación de la fascia lata pero por suerte sólo se trata de un aviso que puedo subsanar con un par de semanas de relax a pie y evitar los terrenos con desnivel.

Con buenos amigos nos vamos a Gavà para acumular kilómetros en carrera, que siempre se hacen más amenos (y rápidos) que entrenando sólo. Todavía me falta volumen pero los ritmos son buenos (1h24’08).

Entre tanto kilómetro dedicamos una mañana explosiva a la Duatlón por equipos del Prat… bufff… demasiado ácido láctico para que mis músculos no se enrampen durante la segunda transición tras volar en bici… como están los compañeros!!!.

Las dudas se hacen cada vez mayores a medida que mis salidas en bicicleta son cada vez más larga. A cada salida, una nueva pájara me hacen pensar que quizás son demasiados kilómetros para mi cuerpo y mente y me llego a plantear si sería capaz de finalizar un Ironman.

Por suerte los compañeros estaban ahí y entre unos y otros me convencieron de que si manteníamos la paciencia y la perseverancia, el objetivo estaba más cerca de lo que creíamos… no se lo creían ni ellos, jajaja.

A finales de Marzo, un autotest en la Mitja de Montornés (corriendo hasta el Km 10 a 182-183 ppm con mi límite en 189ppm) me sirve para varias cosas:

Primero, demostrar que no es posible aguantar una carrera larga al 95% de la Rpm max. De hecho es una gilipollez intentarlo.

Segundo, demostrarme que tengo una capacidad de aguante importante (conseguí llegar a meta tras 11km portando un globo importante en ambas manos y en 1h23’45’’).

Tercero, dar motivación a los compañeros Fabra, Carlos y Alex que me pasaron como una exhalación y con una media sonrisa en sus caras mientras miraban de soslayo por si me recuperaba, jajajaja…

Los volúmenes se van asimilando y en Abril ya soy capaz de aguantar algunas salidas un poco más largas en bicicleta… pero todavía muy lejos de los kilometrajes teóricamente recomendables.

Llego al B de Banyoles en un estado de forma increíble y tengo unas magníficas sensaciones durante los 3 parciales haciendo un parcial final de carrera a pie muy bueno que me hace ir acumulando confianza, valor importantísimo para afrontar una carrera de las características del Ironman.

Otra de las actividades dignas de mencionar fue la travesia de Coma-ruga que organizó el club naútico de la misma localidad a través de la familia de Oscar Puntí. Una mañana preciosa para atacar los 4km en paralelo a la costa en un circuito de 2km de ida y vuelta.

Aquel día lo pasé realmente mal debido al movimiento de la mar que me dejó KO a mitad de recorrido, desorientado y mareado.... y esto es sólo el inicio del Ironman... que no me pase na!.

Eso si, la paella posterior..... insuperable!!!.

Tres semanas más tarde, a mediado de Mayo, Jordi Elias organiza para nosotros una Half-Ironman “pirata” en la que debemos completar 2000 metros a nado en piscina de 25m, 82 kilómetros en bici con el desnivel de Estenalles por medio (puerto de unos 20km muy similar al que nos encontraremos en Niza) y finalmente unos 20km dando 4 vueltas a un circuito marcado por los alrededores del Egara… más duro que lo que encontraremos en Niza pero, claro, sólo la mitad.

Otro chute de confianza en esta prueba pues tras un muy buen parcial ciclista consigo acabar dignamente la carrera a pie con algún pequeño bajón de por medio pero recuperando y progresando en la parte final de los 20km.

No es, no obstante, hasta finales de Mayo cuando hago los entrenos clave para afrontar con garantías el Ironman. Junto a Jordi Fabra, quien fue mi terapia para autoexigirme el sacrificio, conseguimos enlazar dos transiciones para el recuerdo:

-145km con el desnivel de Estenalles (como no) + cursa riu Cornet (13,2 km por pistas). Me encuentro francamente bien durante la carrera e incluso me puedo permitir el lujo de correr rápido la segunda mitad de la carrera y finalizar el 38 en la general.

- Tirada de 165km subiendo a Collformic y 55 minutos bajo un sol abrasador. Un entreno durísimo que nos acabó de curtir y de dar confianza para lo que nos echaran.

Durante esa misma semana también sumo la única tirada de 30km a pie que hice. Recordando viejos tiempos por la Ctra de les Aigües y también sufriendo la deshidratación debida a las altas temperaturas, completo casi 2h30’ con 3 cambios de 5km de por medio.

Entrado en Junio ya sólo queda bajar entrenamientos para llegar lo mejor posible a la gran cita.

Y así fue: Vini, vidi, vinci.

Ni en el mejor de mis sueños pensaba que pudiera hacer una carrera tan buena (10h31'31''): la natación tranquila (1h07'41''), la bicicleta disfrutándola con buen parcial (5h46'51'') y finalmente la maratón (3h27'21''), redonda.

No haré más comentarios al respecto (para profundizar ir a la entrada de la crónica que hice en Julio) pero puedo afirmar que una de las cosas que ha marcado mi vida, sin duda.

Las semanas merecidas de recuperación y buenos entrenos durante al Agosto para preparar el Extrememan de Menorca que nos habíamos marcado como objetivo Carlos, sergio y yo. Todo ello mezclado con diversos problemas (fiebre, flemón, caída en bici, desgarro abdominal en Banyoles, …) que me indican que quizás la temporada ya debería haber acabado.

Aun así, Menorca es otra de las grandes experiencias de este año y que hacen de esta temporada algo especial: Varios días de vacaciones con los amigos en una isla preciosa, conocer a Marcel Zamora (aunque sea en el lavabo del aeropuerto), los problemas durante la carrera (de los que se aprende y ayudan a mejorar) y la carrera en sí donde fui finalmente el 30... fue algo que valió mucho la pena.

Y así llegué al final de esta laaaaarga temporada, finalizando con la (forzada) acuatlón de Vilanova y absolutamente realizado a nivel humano y deportivo.

El vínculo creado con algunos de los compañeros con los que he reído y sufrido la experiencia “finisher” es uno de los aspectos positivos que extraigo de este año.

Otro aspecto positivo es la mejoría en la capacidad de sacrificio o autosuperación pues creo que afrontar retos “complicados”, encontrar dificultades por el camino hasta él, vencerlas y alcanzar el objetivo (se consiga o no) es una labor que no todo el mundo está dispuesto a afrontar pero que nos hacen mejorar a aquellos que aceptamos el reto tanto a nivel psicológico como humano… ahí queda eso, jejeje.

Y ayer se inició la nueva temporada, nuevamente se repite la misma (pero necesaria) tónica: inicio progresivo, sin prisas y suave.

Aquí, frente al teclado, todavía no se qué voy a hacer este año que se avecina.

Por un lado podría probar nuevamente una temporada similar a la pasada, cambiando el escenario de Niza por Salou… o bien hacer una temporada más “explosiva” con algunas duatlones y triatlones….. mmmmmm ….. necesito consultar al consejo de sabios…. la solución en unos días.

viernes, 15 de octubre de 2010

Triatló Vilanova y fin de curso!!!!



Por fin ha llegado el último día de la temporada. La última semana ha sido muy escasa a nivel de entrenamientos y con la cabeza puesta ya en varios asuntos ajenos al deporte. Tan solo una sesión de carrera a pie en Can Jofresa con un progresivo de 10’ y tres series explosivas de 300m junto al joven Omar que me hacen recordar el gustillo de sangre en la boca y molestias en los soleos que me duran hasta hoy… no es país para viejos ;).

Más allá de esos 9 kilómetros que dieron de sí el entrenamiento de carrera a pie, un par de sesiones cortas de natación y la bici de carretera guardadita desde hacía más de una semana confirman que se ha tratado de una semana de semi-descanso para adaptar al cuerpo y mente al mes de recuperación que está por venir.

Durante estos días he adaptado mi antigua machine de carretera, una antigua Olmo del año 88 que montó Poblet y que acabó en mis manos cuando yo rondaba los 17 añitos de edad siendo la envidia de amigos y compañeros de colla cicloturista. Mis primeros pinitos en competición fueron con esa reliquia de la que guardo algunos buenos recuerdos y muchos malos, jajajaja.

Con ella he empezado a moverme por Terrassa convirtiéndose en un genial medio de transporte alternativo al coche.

Tras el temporal de lluvia y viento del sábado, el domingo amanecía lleno de oscuros nubarrones en el cielo pero parecía otorgar un descanso a la lluvia para poder hacer algo de deporte en Vilanova.

Llamada de Jordi Romero para sondear qué intenciones tienen los compañeros a lo que respondo que yo cargo la bicicleta y voy para allá sin tener muy claro si podremos hacer la carrera o no.

La hora tope de entrada a boxes es a las 8:30am y yo salgo de casa sobre las 7:15am, con tiempo suficiente teniendo en cuenta que no hay demasiados colgados circulando a esas horas un domingo.

Tras media hora de conducción y a punto de tomar la autopista de peaje, se me dispara el sentido arácnido y echando mano de la guantera me doy cuenta que he olvidado la cartera en casa… - Mieeeeeeeeeerdaaaaa!!!!!.

Paro en el arcén y rebusco por el coche con la fe puesta en que aparecerá algún billete retorcido entre los papeles de la guantera….. pero no, no hay nada más que 2 euros con los que no creo que pueda convencer al de la caseta del peaje para que me abra la barrera….

Miro el reloj… las 7:45am.

Son pocos los cálculos a hacer… tengo que volver a casa, coger dinero y hay cerca de 1 hora desde casa a Vilanova… no llego ni de coña.

Trato de convencerme de que es un signo inequívoco de que hoy no tocaba competir mientras regreso hacia casa dándole vueltas a la cabeza.

Es una lástima que siendo el último día oficial de la temporada me quede sin hacer nada con lo que me paro a mirar en el móvil qué otras opciones tengo.

Cursa de 10km en Sant Muç, Rubí a las 10:30am…. Perfecto, es una gran alternativa.

Vuelvo a casa para cambiarme y dejar la bicicleta y justo en ese momento recibo un sms de Alex indicando que se ha anulado el sector ciclista en Vilanova y que se reagrupan todas las salidas para hacer una acuatlón de 2,5km-1000m-2,5km, a las 10:30am.

Raudo y veloz agarro la cartera mientras explico apresuradamente a Sandra, quien todavía está aletargada en su estado de semiinconsciencia matutina, mis aventuras y mi intención de volver a Vilanova para correr la acuatlón.

Ya sin bicicleta repito el itinerario nuevamente y llego a Vilanova con tiempo suficiente, esta vez si, para el check-in de boxes.

Un tanto extraño no tener que dejar la bici colgada con las zapatillas engomadas y toda la operativa a la que estoy acostumbrado.

En su lugar, tengo que repasar mentalmente el proceso: primero corro con el dorsal puesto y tengo que entrar en boxes para dejar las zapatillas, dorsal y ponerme las gafas y el gorro de natación. Una vez acabe la natación tengo que invertir el proceso y realizar los últimos y agónicos 2,5km a pie…… ¿puedo correr con el gorro puesto? El dorsal ¿no se puede llevar en al agua, no? ¿las gafas las puedo llevar en la mano durante la carrera a pie?.... de repente me doy cuenta que no tengo ni idea de cómo va una acuatlón, jajaja… la falta de costumbre.

La mayoría de los del Terrassa están por aquí: Martí, Jordi Romero, Raúl García, Germán, Hermies, Ferran, Alex y Omar.

Unos 500 tomamos la salida a los primeros 2,5km que se inician de forma explosiva a ritmo alto. Transcurridos los primeros 300 metros trato de coger mi ritmo crucero mientras veo como Hermies ya se empieza a distanciar paulatinamente. No me encuentro con unas grandes sensaciones pero voy a buen ritmo.

Sobre el Km1 me pasa Martí como una exhalación y se queda unos metros por delante de mí… pero si la carrera a pie no era lo suyo!!!! Al que tiene calidad no le hace falta demasiado para ponerse fuerte.

Llegamos a boxes rondando las posiciones sesentaylargas Martí, yo, Alex y Jordi Romero bastante pagados mientras Hermies ya se distancia unos 30 segundos por delante.

Tiempo carrera 1: 9’36’’. Parcial 67

Llego a mi “pisito” y al sacarme la primera zapatilla, la suela sale junto al pie…. Bua! Lo que faltaba!. Lo mismo se repite con la zapatilla izquierda así que pierdo algo de tiempo introduciendo nuevamente las plantillas en el calzado.

Me pongo el gorro y me doy cuenta que me lo debería haber puesto mientras corría hacia la playa… unos segundas más que se escapan.

Corro hacia la salida y al llegar a la altura de los jueces me chillan que llevo puesto el dorsal todavía

- JODEEEEEER!!!! – Qué fallo!!!

Vueeeeelvo a boxes a dejar el dorsal y ya empiezo a pensar en todo el tiempo que me ha caído. A Alex le ha pasado lo mismo y me lo cruzo con cara de preocupación, JAJAJAJA!!! Estos tíos de larga distancia!!!

De todas formas, hemos venido a pasarlo bien así que esprinto camino de las primeras olas y me tiro para comprobar que se trata de esas entradas horribles donde hay que combinar el saltar con la mariposa… para acabarlo de hacer fácil.

Por fin alcanzo suficiente agua para nadar a crol y trato de buscar un ritmo para los 1000m teóricos pero sobretodo tratando de orientarme continuamente pues las corrientes son notables y es arriesgado fiarse de los pies del que te precede.

Por suerte las grandes boyas amarillas son claramente visibles y mis sospechas en la zona horizontal se hacen evidentes: todo el grupo se desvía hacia el interior dibujando un gran arco entre boyas debido a la fuerte corriente que nos arrastra hacia mar adentro.

Yo alterno el nado de waterpolo a menudo con el crol así que consigo corregir mi trayectoria para avanzar lo más recto posible hasta la segunda boya.

Último tramo y una natación que se ha hecho largísima… sin duda hay más de los 1000 metros que nos han prometido, quizás unos 1200 ó 1300m.

Salgo medio lelo del agua y alcanzo mi posición en boxes tratando de recuperar el equilibrio y perdiendo un montón de tiempo en ponerme nuevamente las zapatillas y el dorsal… que desastre.

Tiempo natación: 21’49’’, Parcial 81

Teniendo en cuenta que este parcial incluye las transiciones, no ha estado tan mal.

Como siempre, es una sorpresa cómo va a reaccionar el cuerpo a la última transición y doy los primeros pasos con sigilo camino de los últimos 2,5km a pie…

- Venga, que los tienes a unos 2 minutillos –, me chiva Carlos… como el mismo dice: -“que bien se ven los toros desde la barrera”, jajaja!!!

Enseguida noto que puedo apretar así que tomo de referencia a uno de los que corre por delante de mí. Lo paso y fuerza algo el ritmo intentando volverme a adelantar mientras pongo en el punto de vista al siguiente que corre por delante y sigo progresando la velocidad a medida que pasan los metros.

Antes de alcanzar el punto de giro, una larga recta permite tomar referencias con el resto de corredores. Me he cruzado con Hermies quien me lleva más de medio kilómetro de distancia. A Martí lo tengo más cerca, unos 300 metros por delante (o lo que es lo mismo, un minuto aproximadamente…. todo un mundo en tan poca distancia). Alex viene por detrás a la misma distancia que Martí me lleva a mí y veo otras caras conocidas de otros clubs mientras sigo acelerando en el último kilómetro previo a meta.

Unos segundos cómicos al cruzarme con Raúl Garcia, quién ha decidido dejar la carrera (y ahorrarse la penalización por no asistencia, jejeje), mientras grita riendo “venga, si esto es una mariconada!!!!”… después de los tutes que nos hemos dado esta temporada, no le falta parte de razón, en cuanto a distancia se refiere.

Los últimos metros los semi-esprinto animado por el sonido de las zancadas persecutorias que algún otro triatleta se ha propuesto hacerme y, llevándome mi pequeño trofeo de orgullo personal, cruzo el arco de meta unos metros por delante suyo… jejejeje.

Tiempo carrera 2: 10’03’’. Parcial 45

Tiempo total: 41’28’’. Posición 66.

Como casi siempre, sentimiento de satisfacción al finalizar. He podido acabar la temporada compitiendo y me he divertido bastante con la carrera y las charlas posteriores con los compañeros de la sección.

A partir de este momento, a disfrutar del descanso y a desconectar del triatlón por 3 semanas para poner la mente en la nueva carrera universitaria que empiezo estos días… a mis veintidiecisiete, ya ves tu… (Igual sigo de flaco, igual de calavera – Sabina forever).

Espero hacer alguna salidita a almorzar con mi nueva urban-bike, jugar alguna pachanga de tennis, basquet o fútbol y en un par de semanas empezar a planificar la temporada próxima que, aunque todavía es temprano para decirlo, huele a larga nuevamente.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Coleteando hasta Vilanova

Finalmente me he planteado finalizar la temporada cuando toca, el 10 de Octubre, con la triatlón sprint de Vilanova... la primera (y última) sprint de la temporada.

No obstante, ya no sigo planes de entrenamiento ni sesiones específicas de ninguna de las 3 disciplinas sino que estoy cumpliendo a rajatabla con un exhaustivo programa de improvisación:

Depende de cómo me despierte, como avance el día o simplemente un venazo de última hora suplantan a Jordi Elias en el papel de entrenador y me hacen agarrar las gafas de natación, el mp3 y las zapatillas o la flaca pasando a improvisar cualquier cosa que me apetezca.... seguramente no sirve para mucho pero es la única forma de seguir "entrenando" para acabar una temporada que pide a gritos que le cierre la persiana.

La semana pasada, de lunes a viernes en Turquía, tan sólo una sesión de unos 45' sin GPS por mi ya querida Izmir metiendo algunos cambios de 3' sin tener la más remota idea del ritmo llevado pero con aceptables sensaciones.
Aparte de este escarceo deportivo, el resto del viaje me sirvió para cansarme con los 6 aviones tomados en 5 días, con las escasas horas de falso sueño siempre con una zona del cerebro temiendo quedarse dormido y con las maratonianas esperas en los aeropuertos. Ahora bién, fantásticas cenas a base de pescado fresco, pasear por Istanbul y la helada cerveza Efes servida en magníficos restaurantes siguen manteniendo el equilibrio "vale-no vale la pena" a los viajes a Turquía.

A la vuelta, algunas puntillas de calidad cortas pero satisfactorias: un 800 en 11'56'', la contrirellotge en 29'36'', mis anhelados circuitos de montaña a ritmos que hacía tiempo no llevaba y hoy un Can Petit-SantLlorenç-Can Petit a 33,5Km/h de media (mi record personal)... me hacen sentir bien en este final de temporada.

En esta semana y media espero hacer alguna cosa en las pistas de Can jofresa y una transición para, por fin, finalizar en Vilanova con buen sabor de boca... espero.

martes, 21 de septiembre de 2010

Marcel Zamora VS Rafa Nadal


No, no se trata de un enfrentamiento deportivo a lo que se refiere la entrada... aunque la increíble foto que ilustra la portada así lo parezca... no os lleveis a engaños, se trata de un montaje ejecutado de forma magistral por mí :))))).

La entrada responde a unas reflexiones que hice ayer por la noche y procedo a explicar:

En poco más de una semana he tenido la suerte de conincidir en un avión con estos dos cracks del deporte: Marcel Zamora, O rei do triatlón y Rafa Nadal, deidad del tennis.

El pásado jueves, camino del Extrememan y en el último vuelo que salía ese día hacia Menorca, cuál fue mi sorpresa al ver que el mismísimo Marcel iba a embarcar en el mismo avión que Sandra y yo. Tras unos momentos dubitativos, al fin me decidí a un acercamiento y pude charlar brevemente con él y confirmar que realmente se trata de un tipo muy cercano y humilde donde los haya.

Ayer, en el último vuelo del día (y con retraso) a Estanbul, justo en el momento en el que voy a subir en el avión, veo salir ante mis morros a Rafa Nadal de la cabina del piloto..... Que bueno!!!.

En esta ocasión no me atreví a decirle nada, aunque en todo momento y consciente de ser el centro de atención, no dejó de esbozar una sonrisa en su cara.

Lo que ha puesto a funcionar a mis adormecidas neuronas ha sido la comparativa en el trato (o tratamiento) de cada personaje en cuestión... me explico:

Marcel Zamora, divinidad del triatlón mundial, vuela a Menorca en el asiento 3E de Vueling.... un asiento detrás del mío... es decir, gallinero.
Llega a Menorca, hace cola para salir del avión como todo hijo de obrero, se espera a que salgamos los que estamos delante suyo, recoge el equipaje como el resto de los mortales (ya conocéis como va esto... 20 minutos esperando a que la cinta empiece a girar y deseando que tu maleta salga de las primeras, cosa que jamás ocurre), sale del aeropuerto donde le espera, en el mejor de los casos, algún miembro de la organización del Extrememan para llevarlo a su hotel.

Rafa Nadal, divinidad del tennis mundial, vuela a Istanbul en Turkish Airline en el asiento 1D.... el primero de bussiness.
Llega a Istanbul, se abren las puertas y desciende el primero del avión junto a las personas que con él viajan, a pie de aeroplano saltan los flashes de varias cámaras de foto mientras algunos pasajeros miramos embobados desde las casi traslúcidas y minúsculas ventanillas del avión ya que no podemos descender todavía. No para de firmar autógrafos al tiempo que se dirije a un vehiculo que le ha venido a recoger para llevarlo directamente a una zona exclusiva de control de pasaporte, más allá de repletas colas de mindundis que debemos esperar a que nos llegue el turno.... y son casi las 12 de la noche!!!.

Escrito así parece que sea una crítica a la diferencia abismal de trato que reciben dos deportistas de primer orden, cosa que sería hasta lógico debido a la subjetividad que puede ejercer en mí el hecho de vivir de forma más cercana el mundo del triatlón que el del tennis.... pero nada más lejos de la realidad.

Como os decía al inico, he extraído varias reflexiones de estos encuentros:

La primera es que Marcel Zamora, pese a lo que parece en videos y revistas.... es más alto que yo!!!

La segunda es que Rafa nadal es más alto que Marcel y, por consiguiente, mucho más alto que yo!!!!.

La tercera, y una vez asumidas estas dos primeras reflexiones importantes, es que he llegado a entender y, hasta a aprobar, las diferencias que reciben uno y otro deportista... y aun más.... a extenderlo al resto de deportes como futbol, basquet, etc....

Hasta hoy siempre me preguntaba rabioso, el por qué un futbolista (o tenista, o piloto de fórmula 1, ... ) cobra las cantidades insultantes de dinero que cobra... no lo encontraba justo, en absoluto. O por qué un pro de los deportes llamados "mayoritarios" debe tener un reconocimiento social tan diferente al de uno de los deportes "minoritarios" aun dedicando éste segundo mucho más tiempo y sacrificio que el primero.

Finalmente todo se ve reducido, y he aquí lo sencillo del tema, a un mero aspecto económico.

Pero cuidado, que esta frase no es tan sólo un cúmulo de palabras sin significado mayúsculo. Al contrario:

Ayer leí un artículo donde se daba un dato trascendental:

El hecho de que la "roja" ganara el camponato del mundo, suposo un incremento del PIB Español de un 0,5%!!!!!
Esto fue debido a que en el momento en que la selección ganó el mundial, justo en época prevacacional, provocó una motivación extra a muchos turistas que todavía no habían decidido un destino final de vacaciones para decantarse por el estado Español.... así que esta gente, sin quererlo, son unos potentes generadores de ilusión!!!.

Se calcula que por cada 20 turistas que iban a visitar España, hubo un incremento de 1 persona y esto, traducido en indicadores económicos, suposo un 0,5% del PIB..... en otras palabras... un pastón!!!.

A partir de aquí me lo voy a pensar mucho antes de volver a decir que la roja me la trae floja (anda, me ha sadido un pareado) o que yo paso de lo que haga tal o cual deportista pues, por lo visto, las consecuencias son más importantes de lo que había supuesto.

Aunque, sin duda, lo que más me ha chocado es darme cuenta que la mayoría de tipos que salen por la tele son más altos que yo... incluso los que parecen muy pequeños... ;)))).

domingo, 19 de septiembre de 2010

Post Menorca... Y ahora qué????




Tras sucumbir a unos días de merecido descanso, y tras una semana horrible de trabajo, todavía no he podido sentarme a hablar "con ese tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo" (Ilegales) y preguntarme qué es lo que quiero hacer durante los próximos meses, deportivamente hablando...

Por un lado podría dar por concluída aquí la temporada con una magnífica actuación en el B de Banyoles, unas buenas lecciones tras las dosis de sufrimiento en el Extrememan de Menorca y el olímpico de Banyoles y, por último, el gran descubrimiento de la larga distancia y el gran éxito en mi debut en Nice. De ser así, me tomaría unas 3 semanas de "panxing" para retomar la temporada a mitades de Octubre y empezar a entrenar para afrontar una primera mitad de la temporada 2010/2011 con Duatlones, alguna media maratón....., hacer un pequeño parón, y reemprender la segunda parte de la temporada con la mira puesta en triatlones, cortas o largas... yo que se.

Otra opción sería coletear hasta finalizar la temporada (mitades de Octubre) , descansar, e iniciar una temporada típica desde Noviembre hasta el próximo Octubre.

La verdad es que sin tener todavía planteado ningún objetivo para el próximo año, estar atravesando una época un tanto densa a nivel mental, bastante trabajo y una cierta pereza en la toma de decisiones, hacen complicado decantarse hacia una u otra parte de la balanza.


Por el momento me he dedicado a hacer lo que me apetecia estos días y buscado una cierta soledad en las poquitas sesiones de esta semana para tratar de pasar un tiempo conmigo mismo y dedicarme un poquito de atención, que últimamente me tengo descuidado. Así que he nadado poquito en 25m y he buscado los parajes mas solitarios y tranquilos por los alrededores para pedalear o corretear sin preocuparme en absoluto por los ritmos y sólo pendiente de las sensaciones.

De esta forma, he subido un par de veces a "La Mata" marcando un 29'36'' en el circuito de la "contrirellotge" y un buen trote hoy por montaña en mi circuito favorito marcando uno de los mejores tiempos de estos últimos años, casi sin quererlo...

En fin, que no estamos tan mal, jajajaja!!!.

Mañana cojo el primero de los 6 aviones que me tendrán dando vueltas por Turquía durante la próxima semana así que, si el trabajo me lo permite, espero poder decidir que hago durante las próximas semanas. De momento, echaré las Brooks en la maleta para hacer algún trotecillo por esos mundos de Dios y tratar de quemar parte de las calorias que, de buen seguro, voy a acumular durante los proximos días.

En esta ocasión no me acompañará mi apreciadísimo Forerunner 305 pues parece haber muerto en la Extrememan, se quedo parado y no hay forma de que funcione sin estar conectado al ordenador o la red.
He probado todos los resets concocidos pero la batería parace haber desaparecido... mientras está conectado, no hay problemas.... funciona perfectamente el software y todo el historial está intacto pero a la que lo desconecto... nada de nada... RIP total!!!.

Estoy esperando noticias del servicio técnico pero hace mala cara, el porbrecito.


Lástima, ya llevamos más de 3 años juntos y a los amigos fieles se les toma mucho cariño. En fin, hay que aprender que esta vida nos da lo mejor un día y nos lo arrebata sin avisar, jejejeje....

Como plan de futuro freak en el blog, voy a iniciar una sección titulada "Frico-ideas" o "Hazlo tu mismo... pero mejor", o algo así....

Los que me conoceis, ya sabéis de mi afición por el "bricolaje" a la hora de fabricarme mis acoples, o tunear las zapatillas, etc, etc.... La idea sería ir compartiendo las ideas en el blog, por si os sirven de ayuda u os hacen pasar un rato divertido....

A cuidarse y sed felices!!!

jueves, 16 de septiembre de 2010

Extrememan 113 Illes Balears - Menorca

Más bien temprano que tarde (por las ganas de quedarnos) regresamos de menorca y con buen sabor de boca, a pesar de todo.

Los dolores en la zona abdominal, tras pasar por las mágicas manos de Jordi Hurtado, fueron pasando a una simple molestia y dos días antes de la carrera ya podía trotar así que afortunadamente no fueron un impedimento para la carrera.

Más allá de la carrera en sí, la estancia de 4 días en una isla como Menorca, con su encantadores paisajes, su tranquila y amable gente, sus idílicas playas, la arquitectura tan especial de sus pueblos y la perfecta compañía de Xeli, Sergio, Carlos y Sandra; han hecho de estos días una experiencia especial digna de recordatorio y digna de repetir el año próximo.

El ambiente “tri” no empezó hasta el sábado con el montaje de boxes, el check-in, etc… aunque una inscripción de tan sólo 300 triatletas (como lo echaba a faltar) + acompañantes tampoco era una cantidad tan importante como para paralizar una isla. Ahora bien, para una pequeña población como Fornells, este hecho hizo aumentar de forma puntual y considerable la población así como la atención de sus gentes.

Como punto negativo, la falta de Expo… fuimos a Mahó a buscar los dorsales el viernes y un simple “pues no hay” fue toda la respuesta que obtuvimos tras preguntar donde estaba la Expo que prometían todas las propagandas. Por una vez que llevo dinero para gastar!!!. No sabemos si el sábado instalaron alguna cosa, pero sería de extrañar….

La carrera resultó más dura de lo que en un inicio pensábamos Carlos, Sergio y yo, los tres valientes del CNT que participábamos en esta primera edición.

Salida de natación ideal: desde al agua con el sol saliendo frente a nosotros, sin neopreno, temperatura del agua perfecta y tan sólo 300 personas… quizás la mejor salida de todas las competiciones que he hecho hasta ahora.

Un compañero Asturiano me está explicando sus hazañas desde el 87, año en el que empezó en el mundillo del triatlón y mientras está a media frase sobre la triatlón de Barcelona del 91, dan el bocinazo de salida y todo el mundo nos tiramos al agua dejándole la palabra en la boca… y a mi con la intriga de qué pasó ese día… mmmmmm….

No hay golpes en los 1900 metros de recorrido, como mucho algún acercamiento que se evita de inmediato buscando una zona libre, cosa bastante sencilla en esta ocasión.

La natación la hago cómodo, sin agobios… Parece que pasa una eternidad hasta alcanzar la primera boya pero a partir de aquí llego a la costa en un abrir y cerrar de ojos.

Me levanto al tocar la arena y justo delante de mí veo a Sergio. Salgo contento por las sensaciones, no noto mareo ni cansancio. Como se que nuestras admiradoras nos animan desde el balcón del apartamento alquilado, paso haciendo el avión e indicando que he salido sin problemas del agua.

Parcial natación: 31’10’’ y posición 42.

Tomo la bici rápidamente y empiezo a pedalear con fuerza intentando medir y retener las energías, consciente de todo lo que me queda por delante.

El circuito de bici, sin desniveles destacables, es un continuo rompe-piernas que apenas permite dejar de pedalear en todo su recorrido. Al primer repecho con cara y ojos, sobre el km5, alcanzo a una chica pequeñita, parece una muñeca… su bici me resulta familiar pues la he visto numerosas veces en revistas y videos de triatlón. Se trata de Alexandra Louisson, triatleta Francesa y ganadora del Ironman de Niza, entre otras…

- Qué pasada!!! – pienso “tengo la suerte de compartir carrera con estos cracks!!!”

Mientras la avanzo, la miro y le envío mi grito de apareamiento – Ei, Alexandra!.

Me mira y me dedica una sonrisa y un “Ei”. Se le ve una chica muy simpática y siempre es de agradecer que la élite reserve una sonrisa para los populares (no todos lo hacen).

Sigo progresando camino de Es Mercadal mientras cuento tano la gente a la que paso como la gente que me adelanta… voy muy bien y en estos primeros kilómetros he pasado a unos 10 triatletes mientras a mi me han quitado las pegatinas un par de cabras…. Bien!!!!

Una vez se pasa Es Mercadal, entro en una carretera secundaria preciosa en la que apenas pueden circular dos coches en paralelo y en la que la sensación de andar rápido es vertiginosa. Es necesario extremar precauciones en algunos tramos de mal asfalto en los que ir acoplado se convierte en un deporte de aventura.

Pese a lo estrecho de la carretera, todo el mundo sigue la norma del drafting a la perfección (excepto algún elemento al que finalmente le acaban enseñando tarjeta… buena la actuación de los jueces, presentes en todo momento… supongo que otra de las ventajas de ser tan pocos).

Las dos primeras vueltas las paso tomando referencias de la misma gente, unas veces unos van por delante y en otras ocasiones por detrás pero siempre somos los mismos 5 ó 6 que nos tenemos a la vista. Cada vez que llegamos a una rampa, aumento cadencia y les paso con una facilidad increíble así que empiezo a pensar que en la tercera vuelta me exprimiré un poco más.

El circuito, con diversos giros de 180º, permite tomar referencias con otros triatletas que van por delante y por detrás. Veo que Sergio está aproximadamente 1 minuto detrás de mí y hacemos la coña cada vez que nos cruzamos. Carlos ha salido 4 minutos por detrás en el agua y no está teniendo buenas sensaciones en bici, lo que le está haciendo perder algo más de tiempo.

Antes de empezar la tercera vuelta, pongo en práctica mi elaborado e irresponsable plan de poner toda la carne en el asador y así voy pasando a los que me han servido de referencia durante 60km e incluso a gente que andaba por delante de mí.

Me siento fuerte y supermotivado en esos momentos, veo mis piernas más esterilizadas que al inicio de la carrera… no se si esto es bueno o malo pero me parece curioso de explicar, jejeje.

El único corredor que me adelanta en estos últimos 10km resulta cómico pues a medida que avanza alguien, se gira como si tuviese un tic en el cuello para ver si se le engancha alguien a rueda o como si pensara que los avanzados batallan una guerra personal con él, incluso en los giros toma referencias para observar lo que pasa por detrás suyo… supongo que los hay más obsesionados que yo, jajaja.

Las fuerzas empiezan a faltarme ya en estos últimos kilómetros y las referencias que ahora llevaba por delante empiezan a alejarse cada vez más. Por suerte, ya estoy en los últimos compases del parcial ciclista de regreso ya a Fornells donde enlazar con la carrera a pie, una media maratón por delante para disfrutar…. O sufrir?....o ambos?...

Dejo la bici mientras veo como enseñan la tarjeta a un chico que se ha desatado el casco antes de dejar la bici…. Por mucho que discuta no le van a perdonar los 5 minutos… y eso duele!!!.

Tiempo total ciclismo: 2h33’53’’, parcial 29.

A primera vista se ven muy pocas bicis (después he visto en la clasificación que sólo habían 16 antes de llegar yo) así que puedo estar muy contento de cómo ha ido la carrera hasta ahora.

Decido no ponerme los calcetines que he dejado en la bolsa de transición y tras plantarme las zapatillas y la gorra, salgo de boxes tras una transición bastante rápida.

El circuito es de unos 6km al que le debemos darr 3,5 vueltas. Tiene una zona prácticamente plana de unos 3 kilómetros y otra más corta que castiga bastante con alguna rampita interesante y una subida del copón a la torre de Fornells, una antigua torre de vigilancia al norte de la isla a la que se accede tras 300 metros de escalada vertical (o al menos eso me pareció en ese momento).

Salgo a correr mi media maratón esperando tener buenas sensaciones pese a notarme las piernas tostaditas de la bici.

Nada más salir me sorprendo de la cantidad de gente que hay animando, aplaudiendo, gritando…

- ¿Qué dicen?- me pregunto mientras intento entender lo que dice el público cercano.

De repente entiendo lo que ocurre: un par de metros por detrás está corriendo Marcel Zamora, 5 veces ganador del Ironman de Niza, y es por eso que la gente está tan enervada animando al ídolo.

Con el subidón que llevo, continuo delante suyo unos 300 ó 400 metros hasta que “me dejo pasar”, jejeje. Mientras me adelanta le animo con un “Venga crack” que seguramente no habrá oído jamás. Es lo que tiene ser una persona volcada en la innovación.

Llego al km3 y ya me noto cascado, sin muchas energías y unos cuádriceps duros como el mármol que intentan subirse continuamente. Llego a la famosa subida a la torre donde, irremediablemente, me pongo a caminar.

El calor es brutal y las sensaciones horrorosas… y solo estoy en el Km4!!!!

Cuando empiezo a bajar mis cuádriceps dicen basta, se me clavan las dos piernas al mismo tiempo. Los dos músculos mayores de las extremidades inferiores se me han subido obligándome a parar de golpe. Intento estirar para que se bajen pero son entonces los gemelos los que se me suben y me obligan a gritar dolorido.

Cogiéndome a un murito con las manos trato de descender manteniendo las piernas lo más rígidas posibles mientras una chica de la cruz roja se interesa por mi.

Convencido de que deberé abandonar, le comento que intentaré llegar a boxes como sea y allí me quedaré. No creo que pueda seguir con estas rampas como jamás antes había tenido.

Sergio me pregunta como estoy al llegar a mi altura. Le digo que estoy jodido de rampas y que hoy va a ser su gran día… el tio me pasa riendo con los brazos en alto en forma de victoria, jajajaja!!!

Bebo en el avituallamiento situado en la zona más baja de la subida a la torre y, poco a poco, empiezo a trotar aprovechando que el terreno vuelve a ser medianamente plano. Así llego a la altura de Sandra y Xeli donde vuelvo a pararme para explicar como estoy y que, aunque voy a probar de seguir un poco más, si me vuelven a atacar esas rampas me tendré que retirar.

Progresivamente vuelvo a coger mi ritmo y a la altura del km8 vuelvo a alcanzar a Sergio con quien voy comentando la jugada y pensando nuevamente en la siguiente subida a la torre.

A la altura de boxes volvemos a cruzarnos con Carlos el cual también lleva cara de sufrimiento, unos 3km por detrás nuestro.

Por suerte llego a la subida y ya no tengo problemas musculares. Vuelvo a subir caminando pero esta vez menos tramo que en la primera subida y la bajada la puedo correr sin problemas musculares aunque en absoluto sobrado de energías.

Al volver a pasar por boxes me quedo clavado nuevamente.

-Aaaaaaaaaarggggggg!!!!

Esta vez no se trata de un problema con los músculos sino de un punzante apretujón que me tuerce como un 4 mientra la gente me mira y me anima a continuar… buuuuffffff!!!... Par cagarse 8nunca mejor dicho).

El dolor mengua y vuelvo a trotar preguntándome qué narices estoy haciendo aquí y deseando llegar a meta… en ese momento estoy en el Km 12… todavía 9 por delante!!!!

Un kilómetro más tarde, un nuevo pinchazo en el estómago enciende mi alerta y desesperadamente busco con la mirada un lugar íntimo donde realizar una vaciada de urgencia.

Por suerte, estoy pasando unos campos de cultivo delimitados por unos muros y arbustos así que cruzo raudo la carretera, salto detrás del muro y procedo con la parte escatológica.

Para proseguir sumando calamidades a mi larga lista de desgracias, la quemada que llevo en la cadera debido a la caída en bicicleta que tuve hace unas semanas se me ha reblandecido y se me ha pegado al mono así que, al bajármelo, me arranco parte de la piel con los consiguientes gritos, audibles a varios kilómetros de distancia.

- Madre del amor hermoso!!! Que ganas de llorar!.

La vaciada ha sido importante y, con ella, llega la consecuente deshidratación pero ahora ya hay que acabar como sea. Me incorporo nuevamente a la carrera y vuelvo a alcanzar a Sergio, quien me ha pasado mientras evacuaba tras el muro.

El también va petadísimo, le encuentro mis peripecias acrobáticas tras ver su cara de sorpresa. Estoy con él unos segundos y sigo a mi ritmo que, pese a ser lento, es un pelín más rápido que el suyo.

Sergio camino de la torre

Me cruzo con Carlos y le escucho gritar: - Estoy muerto!!!

Le respondo que nosotros vamos igual, que por fin esto se está acabando.

La última subida a la torre la hago caminando en tooooooda su longitud, tras bajar me paro en el avituallamiento, Km 16, como y bebo como un poseso… ya noto la deshidratación y voy muy vacío.

A partir de este momento, 6 eternos kilómetros en los que suplico agua a quien puedo y donde voy alternando el trote cochinero con el caminar, ahora camino 100m, ahora voy un rato trotando… Venga, que ya queda poco!!!

Estoy a escasos 150 metros para cruzar la meta y soy incapaz de mantenerme corriendo, camino 50 metros más para retener las últimas energía que me permitan cruzar la meta al trote… al menos para dar un aspecto digno a la llegada.

Momento especial, muchos gritos del público y paso bajo el arco por el que he sufrido más que en Niza…. Quién me lo hubiese dicho antes!!!.

Muerto, no paro de beber y comer mientras Sandra me busca y felicita por la carrera. No puedo quedarme más rato y subo al apartamento tras un nuevo retorcijón en el estómago… vaya tela!!!.

Finalmente a la gran mayoría se le ha atragantado el tercer parcial así que, a pesar de mi magnífico tiempo de 1h49’23’’ en la media maratón, he finalizado en la posición 31 de la general.

De todas formas, sin duda alguna, lo que más me satisface es haber completado la carrera ya que he pasado momentos críticos, alguno de ellos seguro de que iba a abandonar.

Hoy cobran todavia más admiración algunos compañeros de equipo a los que he visto acabar más de una carrera sufriendo terriblemente... Guillem, Fabra, Hermies, etc... deportividad y voluntad extrema... otra forma de élite en el triatlón!!!.

El resto del trio calavera finaliza en condiciones similares a la mía demostrando que la fuerza de voluntad y apacidad de sufrimiento forma parte del carácter de estos máquinas, una carrera muy dura para todos pero una prueba a tener en cuenta en el calendario del año próximo... seguro que ayudaron las cervezas y paellas que han caído estos días pero, sea por lo que fuese, posiblemente allí estaremos en la próxima edición!!!.